28/5/08

I Capuleti e i Montecchi

No tuve la suerte de ver a la Netrebko porque desde el segundo balcón de la Bastille -lo que viene llamándose el gallinero- es necesario un telescopio profesional para distinguir los más simples rasgos faciales de los artistas. Tal vez esto me vino bien porque la insólita belleza de la cantante no pudo turbar la atención al conjunto. La acústica es espectacular.


A veces pasan estas cosas. Hay quien tiene suerte a la hora de aparcar o a quien siempre le toca el haba en el roscón de Reyes. A mí nunca me toca nada. Pero esta vez sí. El sábado no ponían La Generala de Sagi en Châtelet ni El barbero de Sevilla en la Ópera, así que diez días antes, con algo de desgana y sin mirar demasiado el programa, compré por teléfono cuatro entradas, tal vez las últimas, para Capuletos y montescos de Bellini. No he visto y oído una cosa así en mi vida. Solamente la puesta en escena hubiera sido suficiente: a veces daba la sensación de estar frente a un Palladio redivivo.

De Anna Netrebko me decía ayer C.G. que es el arquetipo de cantante-modelo y que hay quien afirma que no canta tan bien como se pretende. le pregunté por el motivo de la difamación.

-Porque es guapísima.- Me contesto. -Y eso -añadió- se aguanta mal.

4 comentarios:

  1. vidal28/5/08

    Dice que no ha visto ni oído una cosa así en su vida. Cuente, cuente...

    ResponderEliminar
  2. Passy28/5/08

    Hombre sr. Vidal, es que usted ha visto mucho y yo no. Creo que se pondrá a la venta el DVD. Mientras tanto imagine la obertura. El telón parece hecho de chapas de metal negro y sin brillo, en el suelo, ya ensangrentado, yacen al menos treinta floretes, tantos como capuletos entran en escena desde la derecha, sin que se haya alzado el telón. Continúa la obertura. Una enorme puerta se abre en la parte izquierda del telón y deja al descubierto un empinado, largo y rojo tramo de escaleras por el que los soldados ascienden después de haber recogido sus armas. La orquesta es una máquina exacta. Esto no ha hecho más que empezar.

    ResponderEliminar
  3. Anónimo29/5/08

    Qué envidia. ¿Tendré que salir a comprar un disco de Netrebko?

    Mercedes

    ResponderEliminar
  4. O dos. Puedes echarle un ojo en Youtube

    Saludos

    ResponderEliminar