26/3/08

Finales, paseos, comienzos

Queridos A. y L. :
Aquí había otra. Recordaréis la esquina. Veníamos del Pont Neuf y A. saltó como un resorte hasta el escaparate de una tienda de muebles de los sesenta. Puso las manos haciendo pantalla para mirar una silla de tubo de aluminio.

Ahora vamos.

*
J.P.Q. va dejando marcas; una especie de placas virtuales parecidas a las de mármol que pueden verse en las casas de la isla de san Luis: Aquí nació, aquí vivió... Aquí se vendían libros.

*

V. se casa mañana en el Consulado de Malesherbres. No es el edificio más bonito de París, pero el sonido de los neumáticos sobre el pavés de la avenida es la forma perfecta de comenzar un matrimonio. La cena, precisamente, en face de l’île de Saint-Louis.

2 comentarios:

  1. Nos seguimos los pasos en una ciudad de fantasmas...

    Q.-

    ResponderEliminar
  2. A ver si conseguimos tomar un café juntos esta primavera.

    Lo de Saul Leiter me gusta cada vez más. Y me parece que a ti también a la vista de algunas de tus fotos.

    Saludos.

    ResponderEliminar