23/6/05

Brochazos blancos

Hay una parte de Orly que no acaba de funcionar. Las tiendas que se encuentran cerca del pasillo del embarque 3, parecen estar en traspaso permanente. Los negocios fallan uno tras otro y entre fracaso y fracaso, desaparecen rótulos, se pintan los cristales con anchos brochazos blancos y se apilan en el interior cartones, reclamos publicitarios y cintas para embalar. A pesar del pequeño desastre que supone cada cierre y del tiempo en el que los locales se hallan sin actividad, su aspecto no resulta molesto. Todo parece transitorio, momentáneo. El orden en el que el último inquilino apiló las cajas inservibles de su mercancía y la forma en la que se reflejan las grandes lámparas del exterior del aeropuerto, le dan a esta zona una aire amable; el aire del lugar que puede ser contemplado por que de él emana un orden azaroso y a la vez preciso. Un intervalo entre dos fracasos, un brevísimo lapso de esperanza, algo parecido a los afanes propios emparedados entre rebanadas de infelicidad. Entre col y col...

1 comentario:

  1. Alguna vez el intervalo será entre un fracaso y un éxito... Entre col y col: Camille, Camomille.

    Enhorabuena por sus cuadros, me gustan.

    Para ir eliminando, la th del suceso tiene alguna relación con el situacionismo?

    emma b

    ResponderEliminar