1/12/08

El caso Mario Moliner



La primera vez que Mario Moliner apareció por aquí fue a cuenta de un punto después de comillas. Lo que no aprendí de crío ya no lo aprendo, así que lo miro y lo vuelvo a mirar: Consulto con frecuencia la página de la Fundéu, aunque no llegue a los extremos del editor Ayacam en cuanto a su lista de correo:

"... en la practica tipográfica tradicional española se coloca antes si las comillas se abren al comienzo de un párrafo o tras punto, y después si se abren tras coma, dos puntos, punto y coma, en medio de la oración, etc. Por ejemplo: «aquí va detrás». «Aquí va delante.» "


Creí al principio que M.M. era alguien cercano y escondido bajo el seudónimo de un transexual panicero. Más me lo pareció cuando al pinchar en su enlace caí en la RAE. Pero M.M. ha comenzado a aparecer por todas partes. Hace poco me he dado de bruces con una corrección suya en un blog amigo y luego en otro. Normalmente se trata de comentarios cortos relativos a los signos de puntuación. La semana pasada encontré una referencia al error en una frase hecha: “hacer agua”. Hace diez días M.M. semi-salió del armario pidiendo a un blogueador que le publicara una carta so capa de que él no conoce el medio electrónico. Burda excusa para quien es capaz de enlazar su nombre con la página de la RAE. Igual de sencillo es darse de alta en Blogger.

Me ha extrañado ver que, finalmente, M.M. se ha atrevido a amonestar con elegancia a un periodista de primera, aunque sólo se tratara de un error en la fecha. Y digo que me ha extrañado porque normalmente pasa por alto lapsus y gazapos en las divisiones de honor y levanta el banderín en las regionales.

M.M. no parece tener página propia. Anda por ahí, recorriendo las ajenas, enmendando los bits al personal, de manera educada, a veces reiterativa, ganándose el agradecimiento de unos y el insulto de otros; Hombre, no se pueden poner pegas a quien te corrige amablemente. Tal vez sí a quien acaba temiendo el yerro hasta el punto de verse encorsetado a la hora de escribir su propio discurso. A mí, desde luego, me viene bien un corrector en la chepa.


P.s. Reviso notas. La mejor frase de M.M. no está muy bien puntuada. Se echan de menos los signos de admiración y parece sobrar la coma entre "cojones" y "ya", aunque todo se puede perdonar a quien escribe transido del espíritu "mineralista".

"NO. NO. NO. Después del interrogante, no va punto y seguido. Cojones, ya."

Correcciones. Este es el comentario más antiguo de M.M. que he encontrado en Passy en invierno:

"A sabiendas de lo desagradable de mi labor, comprenda que alguien tiene que efectuar tan ingrata tarea. El punto y seguido debe ir fuera del paréntesis, y así cerrar la frase.
Larga vida."

4 comentarios:

  1. Antes de nada preguntarle por sus cuadros (me gustan tanto!). Luego, me gusta su artículo, y como necestio un duende corrector, me he decidido a dejar el comentario para que MM se fije en mí.
    Saluditos

    ResponderEliminar
  2. Estimada Emma,

    Me fijaré en Vd. encantado, si ese es su deseo. Aunque eso de duende no sé si encaja con mi carácter avinagrado.

    Permítame, don Passy, que salude a las damas primero, por una cuestión de cortesía que de ningún modo quita lo valiente. ¿Y qué es lo valiente en este caso? En primer lugar, felicitarle por su trabajo y su labor rastreadora a lo largo y ancho de esos pagos por los que me he dejado caer, poniendo el dardo en las palabras que han saltado a mi ojo corrector, siempre avizor.

    Le agradezco enormemente este artículo que, si Vd. me lo permite, entenderé como un pequeño homenaje, ahora que siento que mis años entre diccionarios y manuales de consulta tocan a su fin. (Aunque, aviso, soy hombre de pésima salud de hierro.)

    Me ha resultado conmovedor comprobar, gracias a los hiperenlaces que ha colocado con gran precisión, el resultado de mis andanzas por esta y aquella otra bitácora. Se deja Vd. unos cuantos, pero claro, tampoco procedía aquí un riguroso informe, pues tampoco soy yo tan importante, convendrá Vd. conmigo.

    Permítame que me sincere un poco con Vd., señor Passy, y le diga que a menudo recibo airados comentarios ante lo que yo considero crítica necesarias y siempre constructivas. Vivimos tiempo de corrección lingüística débil y yo he convertido en mi particular empeño esa lucha contra la limpieza del lenguaje. Un día podríamos hablar Vd. y yo de esa cierta pasividad de la Real Academia, pero eso debería hacerse siempre con total discreción. Es una institución que aprecio tanto como a la estatua de don Menéndez Pelayo, en la Nacional, dicho sea de paso. No ignoro que es quijotesco empeño, y no son pocos los detractores de mi labor que me salen al paso. "Perdónalos, Lázaro Carreter, porque no saben lo que hacen", me digo para mis adentros.

    Y no me extiendo más, que Vd. tendrá sus ocupaciones. Le agradezco su entrada y le comunico también mi desconocimiento general de la mecánica electrónica. Un sobrino me ayuda en las labores básicas que realizo, que no son otras que moverme como buenamente puedo por los lugares que me interesan y firmar donde creo que me corresponde hacerlo.

    Me despido, no sin antes desearle una muy feliz tarde.

    Atentamente,
    M.M.

    ResponderEliminar
  3. Estimada Enma:

    En las cartelas de muchas exposiciones de los '80 podía leerse "work in progress". Si quiere puedo mostrarle "los progress" y algunas cosas que han tendio buena acogida, pero prefería esperar un poco.

    Atentamente,


    -o0o-


    Estimado d. Mario:

    Tengo la sensación de que nos estamos perdiendo algo, por no decir mucho. Contando con la inestimable ayuda de su sobrino debería usted plantearse la fundación de una página personal.

    Atentamente,

    ResponderEliminar
  4. Anónimo10/12/08

    Querido Sr. Passy:

    Espero que no le importe si me sirvo de su blog para comunicarme con el Sr. M. M. y hacerle llegar mi más sincera felicitación por su labor de educación, corrección y limpieza.

    Hartos estamos ya, algunos, de tanto atropello lingüístico, de tanta barbaridad, de la profunda ignorancia de la que algunos hacen gala.

    Sr. M. M.: no decaiga su ánimo y siga "dando caña" a los malhablados o, si me permite el palabro, "malescribanos".

    M.P.

    P.D: Con "Sr. M. M.:" me la he jugado...

    ResponderEliminar