28/6/08

Todo menos el fuego



Había estando buscando librerías. Hay una enorme cantidad de fotografías de los salones más hermosos del mundo, de sistemas para ordenar los libros, decorados barrocos, encuadernaciones exquisitas, mesas de estudio en maderas nobles; de todo. Y ahora, Mercedes me manda esta foto tomada posiblemente en Londres, después de un bombardeo en la Segunda Guerra. No hay saqueo, ni pillaje; casi hay un una despreocupación excesiva por la realidad o un estar ya acostumbrado a las explosiones nocturnas. Sea como fuere, los lectores, ajenos al desatre, se acercan al libro como autómatas, buscan aquello que no les fallará. En medio de la desolación, lo de menos es esto: Beautiful Libraries. Basta con que el fuego no haya consumido el objeto de deseo.
Gracias Mercedes.

2 comentarios:

  1. mercedes alvarez30/6/08

    Hay algo en esta foto que se mantiene en el terreno del enigma. A mí me gustaría, por ejemplo, saber qué hacían estas personas, dónde estaban en el momento de la explosión. Y luego, ¿pasaban por las ruinas? ¿O bien se dirigieron al lugar que antes era la biblioteca y encontraron eso? Me gusta tu interpretación: la búsqueda de aquello que no falla.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  2. mercedes alvarez30/6/08

    "He soñado a veces que cuando amanezca el Día del Juicio y los grandes conquistadores, abogados y estadistas se acerquen a recibir su recompensa - sus coronas, sus laureles, sus nombres tallados de manera indeleble en mármol imperecedero -, el todopoderoso se volverá hacia Pedro y dirá, no sin cierta envidia, cuando nos vea llegar con nuestros libros bajo el brazo: "Mira, esos no necesitan recompensa. No tenemos nada que darles. Les gustaba leer".

    Virginia Woolf

    ResponderEliminar