26/1/08

Acuse de recibo

Querido Miguel:

Cosas de El nadador (mueble bar para los días presentes) que se quedaron en el tintero (o en el tanque del alcohol) el otro día, y creo que te gustará conocer.

Extractos del cuento:


-Anoche bebí demasiado. –Quizá uno oyó la frase murmurada por los feligreses que salen de la iglesia, o la escuchó de labios del propio sacerdote, que se debate con su casulla en el vestiarium, o en las pistas de golf y de tenis, o en la reserva natural donde el jefe del grupo Audubon sufre el terrible malestar del día siguiente.

-Bebí demasiado –dijo Donald Westerhazy।

-Todos bebimos demasiado –dijo Lucinda Merrill।

-Seguramente fue el vino –dijo Helen Westerhazy- Bebí demasiado anoche.

(…)

-Caramba, Neddy –dijo la señora Graham-, qué sorpresa maravillosa। Toda la mañana he tratado de hablar con usted por teléfono. Venga, sírvase una copa.

(…)

Hombres y mujeres prósperos se reunían alrededor de las aguas color zafiro, mientras los camareros de chaqueta blanca distribuían ginebra fría.

(.…)

.…Cuando terminaron de besarse lo levó al bar (...) Un barman sonriente, a quien Neddy había visto en cien reuniones parecidas, le entregó una ginebra con agua tónica.

(.…)

Dio la vuelta a la casa, buscando la piscina, y se dio cuenta de que los Levy habían salido poco antes. Había dejado vasos, botellas y platitos de maníes. Después de atravesar a nado la piscina, consiguió un vaso y se sirvió una copa. Era la cuarta o la quinta copa, y ya había nadado casi la mitad de la longitud del río Lucinda. Se sentía cansado y limpio, y en ese momento lo complacía estar solo; en realidad, todo lo complacía.

(….)

Flexionó los hombros, vació el vaso y caminó hacia la piscina de los Welcher.

(.…)

Necesitaba una copa. El whisky podía calentarlo, reanimarlo, permitirle salvar la última etapa de su trayecto, renovar su idea de que atravesar nadando el condado era un acto original y valiente. Los nadadores que atravesaban el canal bebían brandy.

(….)

-En realidad, no –dijo Ned-. Pero en efecto vi a tus padres. –Le pareció que la explicación bastaba-. Lamento muchísimo interrumpirlos, pero tengo frío y pienso que podrían ofrecerme un trago.

-Bien, me encantaría –dijo Helen-, pero después de la operación de Eric no tenemos bebidas en casa. Desde hace tres años.

(.…)

-Estoy segura de que podrás beber algo en casa de los Biswanger –dijo Helen-. Celebran una reunión enorme. Puedes oírlos desde aquí. ¡Escucha!

(….)

Cruzó algunos campos en dirección a los Biswanger y los sonidos de la fiesta. Se sentirían honrados de ofrecerle una copa, de buena gana le darían de beber.

(….)

-Caramba, a esta fiesta viene todo el mundo –dijo en voz alta- y también los intrusos.

Ella no podía perjudicarlo socialmente… eso era indudable, y él no se impresionó.

-En mi carácter de intruso –preguntó cortesmente-, ¿puedo pedir una copa?

-Como guste –dijo ella-. No parece que preste mucha atención a las invitaciones.

Le volvió la espalda y se reunió con varios invitados, y Ned se acercó al bar y pidió un whisky. El barman le sirvió, pero lo hizo bruscamente. El suyo era un mundo en que los camareros representaban el termómetro social, y verse desairado por un barman que trabajaba por horas significaba que había sufrido cierta pérdida de dignidad social. O quizá el hombre era nuevo y no estaba informado.

(….)

-Podrías ofrecerme una bebida.

-Podría, pero no lo haré. No estoy sola.

-Bien, ya me voy.

(….)

No podía entender la dureza del barman (….).Lo que necesitaba era una bebida, un poco de compañía y ropas limpias y secas, (...)


Bueno.

El porqué de la pieza en forma de mueble bar queda diáfano: La dignidad social del personaje se mide por su aceptación en las fiestas. Resulta revelador el fragmento en el que dice: "El suyo era un mundo en que los camareros representaban el termómetro social." El mueble bar es el tótem de esa sociedad vacía.
En la piscina, los “topos” chapoteos tampoco necesitan mayor explicación. Chapoteo de entrar por un lado, salir por otro.
La piscina “real”, en la que nos encontramos, es el tiempo actual. Las piscinas virtuales, a las que accedemos a través de los reflejos de los cristales-espejo que hay a cada lado de la pieza, son los días pasados – los días futuros. Los recuerdos o lo que nos queda por vivir. Por eso, la piscina “real” es el hoy, son los días presentes.
La estética pop es la que mejor refleja y ambienta la pieza. El relato esta escrito en los sesenta y presenta a un tipo de gente burguesa y superficial, siempre pensando en fiestas, apariencias, estatus social y copas. Gente pop, fiestas pop, pieza pop. ¡Cuando haces pop, ya no hay stop!
La “alegría” que veías en la pieza es la representación del momento que vive el personaje al comienzo de la novela y, como se descubre más tarde, el tiempo que su perturbada mente ha elegido para vivir y refugiarse de la decadencia.
Sin embargo la pieza se vuelve melancólica en su segunda “posición”: con las luces de la habitación apagadas y los tubos azules encendidos, sólo se ven piscinas flotando en la nada, una tras otra, cada vez más oscuras, difuminadas e imprecisas. El rojo de la pintura desaparece, la forma de la pieza desaparece, la barra de metal para apoyar los pies, desaparece. Solo queda un presente de luz azul fría y un futuro (o pasado) impreciso e irreal, apagado. No creas que es una pieza tan alegre como aparenta a simple vista.
A mi, me gusta la versión alegre, la luz de la sala encendida, los topos hermosos, el rojo brillante, la barra lustrosa. Soy un tipo alegre, vivo un momento feliz…
Para ti, tal vez, será más interesante la pieza melancólica, cuando te den las ocho de la noche trabajando, apagues el ordenador y no entre luz desde fuera, enciendas los tubos fluorescentes y el despacho se bañe de luz azul. Tiene sensaciones hermosas y tristes.


M.P.

6 comentarios:

  1. Anónimo27/1/08

    ¿Y no tendrías que incluir una foto de la obra, para los que no la conocen?
    Abrazos
    M.P.

    ResponderEliminar
  2. Te mando un mensajero, que ando un poco pillado de tiempo.

    Saludos.

    http://www.youtube.com/watch?v=C711JCUZD38

    ResponderEliminar
  3. mercedes alvarez27/1/08

    ¿Qué es esta obra? ¿Se puede ver?

    ResponderEliminar
  4. Espero tomar un par de fotos en breve.

    ResponderEliminar
  5. Anónimo28/1/08

    Somos varios los impacientes ;-)
    No me ha quedado claro el mensaje de tu emisario ¿estais.....trabajando en ello?
    M.P.

    ResponderEliminar
  6. ¿Vienes tú a sacar la foto o le llamo a Ansar? Dame un minuto hombre.

    ResponderEliminar